K-Láser V

En las instalaciones de nuestra clínica contamos con un nuevo dispositivo que nos hacer aumentar nuestro compromiso con la salud: el K-Láser V.

Se trata de uno de los láser más completos del mercado y en materia de podología es ideal para muy diversos tratamientos, como por ejemplo la eliminación de la onicomicosis (hongos en las uñas de los pies) y para realizar terapia física para el tratamiento de lesiones.

En la Clínica de Podología Saldaña apostamos por la última tecnología para valorar y tratar a nuestros pacientes, para poder atender así todas sus necesidades.

Principales beneficios de esta tecnología:

Favorece la cicatrización.

La aplicación de Laserterapia para favorecer el proceso de cicatrización de heridas es una técnica que se viene realizando desde hace más de 30 años. Son muy numerosos los estudios clínicos que han demostrado la eficacia de su utilización en los procesos de cicatrización.

La luz láser ha demostrado su efectividad en la mejora de la curación de heridas abiertas, en la reducción del dolor y en la disminución del riesgo de infección. La Laserterapia es empleada en el tratamiento de úlceras de pie diabético, úlceras por presión, quemaduras así como en heridas infectadas, traumáticas y post-quirúrgicas, que no cicatrizan correctamente.

El láser actúa mediante un efecto fotoquímico y no por efecto térmico, al ser absorbidos los fotones de la luz láser en la mitocondria de las células. La absorción de dicha energía fotónica da lugar a la estimulación del metabolismo celular.

Muy efectivo contra la onicomitosis.

La onicomicosis, o infección fúngica de las uñas, es una patología que se manifiesta a través de la pérdida de coloración y engrosamiento de la uña, llegando en ocasiones a producirse el astillamiento y destrucción de la lámina ungueal. En la mayoría de los casos está causada por dermatofitos, pero también puede estar ocasionada por levaduras (Cándida) y por hongos no dermatofíticos (mohos).

El tratamiento de la onicomicosis es la última aportación a la medicina de la terapia mediante láser. Se trata de un tratamiento rápido (4 sesiones de unos 6 minutos para una uña del dedo gordo del pie), seguro (no tiene efectos secundarios y puedes ser aplicado en todos los pacientes) e indoloro (el paciente percibe un calentamiento intenso que puede producir una molestia transitoria) y a pesar de ser su utilización muy reciente los resultados obtenidos hasta la fecha aseguran la eliminación del hongo en un porcentaje muy elevado de casos.

La terapia se realiza por efecto térmico, ya que tanto el hongo como las esporas son eliminadas en contacto con el calor, empleando el principio de la fototermolisis selectiva, aprovechando las diferencias de absorción de la energía del láser y conductividad térmica entre la infección fúngica y el tejido circundante. La absorción de la luz por parte del hongo da lugar a su conversión en calor. El hongo es sensible al calor por encima de los 55ºC, de manera que la absorción de energía láser da lugar a un calentamiento prolongado del micelio y genera un efecto fungicida. Sin embargo al calentar el tejido dérmico por encima de los 40ºC puede provocar dolor y necrosis, de modo que el formato deberá ser pulsado para favorecer la disipación del calor por parte de los tejidos gracias su mayor conductividad térmica.

Tratamiento del dolor.

La Laserterapia es una modalidad de tratamiento no invasivo, seguro y efectivo donde la luz se emplea para aliviar el dolor, reducir la inflamación, y estimular la cicatrización de heridas y curación de tejidos blandos.

El K-Laser es capaz de emitir potencias de hasta 20W, siendo el láser terapéutico más potente, logrando aplicar potencia en tejidos profundos y eliminar el dolor.

El láser actúa convirtiendo la luz en energía fotoquímica, dando lugar a un correcto funcionamiento celular que lleva a la desaparición de los síntomas (dolor).